Dmax y el mar de plástico como freno al cambio climático

La cadena de televisión habla del modelo almeriense como ejemplo de sostenibilidad

La cubierta blanquecina de las más de 30.000 hectáreas de invernaderos que cubren el suelo del 4% de la superficie de la provincia de Almería son uno de los mejores argumentos para defender el 'mar de plástico'. Estas techumbres son las responsables del conocido como 'efecto albedo', un fenómeno por el cual la luz solar refracta en el manto blanco de la agricultura almeriense, devolviéndola a la atmósfera y enfriando la superficie terrestre, tal y como describió el profesor universitario Pablo Campra. Así, mientras que el planeta se calienta a un ritmo que alarma a científicos y autoridades de todo el planeta, el municipio de El Ejido ha conseguido rebajar su temperatura media en los últimos treinta años.


El canal de televisión Dmax se ha hecho eco de este importante efecto surgido en el campo almeriense. En su sección llamada Curiosidades de la Tierra, describen el 'efecto albedo' como "una extraña anomalía que podría solucionar un problema de escala global". En el corto documental también aparece la ya célebre agricultora Lola Gómez Ferrón, que relata como el invernadero solar almeriense surgió como respuesta a una necesidad acuciante: la de impedir que el tormentoso viento que azota la provincia dañase las cosechas.



 

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail
Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.