Las frutas y hortalizas almerienses, mucho más seguras que la media europea

De los 3600 análisis realizados en 2017, tan solo seis superaron el límite de residuos

Lineal de manipulado de la empresa Biosabor, en San Isidro de Níjar.
Lineal de manipulado de la empresa Biosabor, en San Isidro de Níjar. Agricultura 2000

Las empresas almerienses de frutas y hortalizas exportaron en la campaña pasada una cantidad valorada en 2.400 millones de euros, siendo su principal destino las grandes cadenas de supermercados. Unos clientes que, desde el punto de vista del control de calidad, son los compradores más exigentes; el ‘Olimpo’ de la seguridad alimentaria.


El éxito comercial almeriense se debe a su fiabilidad a la hora de asegurar que sus productos están libres de pesticidas; de los 3,600 análisis realizados en el año pasado, tan solo en seis partidas se superó el número máximo de residuos permitidos, ha explicado el secretario general de la delegación provincial de Agricultura, José Antonio Aliaga, en el contexto de la jornada organizada por Infoagro Exhibition para abordar el nuevo reglamento europeo sobre fertilizantes en el que trabaja la Comisión Europea.


Más que la media
El porcentaje de partidas contaminadas de Almería fue, por lo tanto, del 0,001 por ciento, un dato ínfimo si se compara con la media de detecciones que se producen en la Unión Europea, que está en torno al 2,8 por ciento del total. Aliaga subrayó que “esto da una idea del control que existe sobre nuestras producciones; cuando dedicas más del 70 por ciento de tus productos a la exportación, se necesitan niveles de control muy exhaustivos”.


Regulación
Para abordar el objeto de la jornada -la nueva normativa sobre productos fertilizantes en la que trabaja el Ejecutivo comunitario-, se contó con la participación del consultor experto José Luis Virosta, que desgranó algunas de las claves principales del nuevo Reglamento.


La industria de los fertilizantes, ha apuntado Virosta, tiende a una mayor sostenibilidad en la agricultura, recordando que “ya no se puede ser innovador sin a la vez desarrollar soluciones seguras y respetuosas con el medio ambiente, el Reglamento va a ser claro en ese aspecto”.


La nueva ley europea sobre fertilizantes también permitirá la armonización europea de la certificación, un aspecto novedoso con respecto a la anterior legislación. Así, si un producto logra ser certificado en un país europeo, este aval será extensible al resto de Estados miembro “de forma que todas las empresas puedan comercializar libremente sus productos en Europa”.


Bioestimulantes
En el futuro reglamento europeo, “los bioestimulantes ya estarán incluidos como una nueva categoría junto a los fertilizantes”, ha explicado el consultor. Además, según explican desde Infoagro Exhibition, esta nueva ley busca garantizar la economía circular y la regulación de los biorresiduos, del biocarbón y de los lodos de las depuradoras, lo que da cuenta de la cantidad de iniciativas que conducen hacia la sostenibilidad. Virosta ha explicado los límites que se establecen sobre el contenido de cadmio en los fertilizantes, unas de las cuestiones más controvertidas y que “provocará la dependencia de  fosfatos que vienen de Rusia”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.