El peligro del azúcar oculto en los alimentos

El mercado a menudo nos ofrece productos altamente azucarados disfrazados de 'dietéticos'

Carolina González, nutricionista y autora del blog \'Conciencia nutricional\'.
Carolina González, nutricionista y autora del blog \'Conciencia nutricional\'. Agricultura 2000


El espacio informativo dedicado a la nutrición y la salud de SER Agricultor abordó el pasado miércoles el problema de los azúcares ocultos en algunos alimentos procesados. La nutricionista Carolina González, invitada a hablar sobre esta cuestión, explicó que "estamos consumiendo estos azúcares añadidos sin realmente saberlo, incluso pensando que los productos que contienen estas sustancias artificiales son buenos para nuestra salud".


Carolina González profundizó en cómo estos alimentos "falsos saludables", además de ser insanos, están sustituyendo en la dieta a otros productos que contienen estos nutrientes en una forma natural, como es el caso de las frutas. La nutricionista incluyó en este grupo de alimentos con azúcares ocultos a los yogures que se anuncian con cero materia grasa (los llamados 0,0), las galletas digestive u otros alimentos de esta clase.


"La gente no sabe que, por ejemplo, un yogur 0,0 contiene una cantidad de azúcar similar a cuatro terrones, o que muchas galletas de avena tienen en realidad mucha más azucar que el ingrediente que anuncian", dice González, que muestra preocupación porque nuestro ritmo de vida nos lleve a preferir estos alimentos a "un plátano o una chirimoya".


¿De dónde viene esta confusión? De acuerdo con Carolina, existen muchas "falsas creencias que se han repetido mucho, sobre todo a través de dietas restrictivas que prohíben alimentos, haciendo el problema más grande mediante la incorporación de productos procesos que, al final, son una fuente de azúcares añadidos".


Por el contrario, Carolina González se muestra partidaria de fomentar la educación alimentaria. "Es necesario leer las etiquetas de los productos alimentarios que compramos", comparando las cifras con las cantidades diarias que recomienda la OMS. 


La publicidad engañosa en la que envuelven algunos alimentos su contenido nutricional es otro problema añadido a esta situación. Esta doctora en Nutrición, autora del blog Conciencia Nutricional, ofreció algunas claves para realizar una compra de alimentos responsable. "Los alimentos frescos, sin etiqueta, son una fuente de nutrientes naturales. También la iniciativa sinazucar.org y, por supuesto, acudir a profesionales de la nutrición para que nos asesoren".



 

En Portada

Newsletter

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail
Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.