Toque de atención al sector por el “bajo interés” en la investigación

Catedráticos exponen las ventajas de una colaboración activa entre la UAL y el sector privado

Toque de atención al sector por el “bajo interés” en la investigación
  • De izquierda a derecha: Rafael Lozano, Diego Luis Varela, Francisco Rodríguez, Emilio Galdeano.
  • Agricultura 2000
  • La Voz
  • 19.04.2018

Expolevante, un evento de referencia para el sector agrícola de Almería, no es el lugar apropiado para la divulgación de conocimientos científicos. Así quedo reflejado en la ponencia de los cuatro catedráticos de la Universidad de Almería-Diego Luis Varela, Emilio Galdeano, Rafael Lozano y Francisco Rodríguez- para hablar del papel de la institución en el desarrollo de la agricultura almeriense.


La jornada, en la que se ofrecieron varias claves sobre la importancia de la investigación y el desarrollo científico en  este sector, estuvo marcada por su baja asistencia. Un ‘pinchazo’ que despertó algunas criticas por parte de los ponentes y reveló una de las asignaturas pendientes del sector: acercarse más a la investigación pública.  Como señalaba el catedrático en Biotecnología Rafael Lozano, “la consecuencia de la desidia del sector productivo es que al final muchas innovaciones que usamos están en manos holandesas, americanas o israelíes”.


Biotecnología
El toque de atención sirvió como punto de partida para el primer punto del debate, el apoyo de la Universidad al campo desde la mejora genética de variedades hortícolas.  Rafael Lozano reivindicó en este aspecto el gran capital que tiene Almería como centro de la innovación biotecnológica aplicada a la agricultura: “en ningún otro lugar del mundo están concentradas tantas empresas y multinacionales dedicadas a la obtención vegetal y mejora de semillas”.


¿Cuál es el motivo por el que todas estas empresas se han instalado en Almería? La explicación a este hecho, de acuerdo con Rafael Lozano, reside en “la potencialidad que tiene esta región para formar investigadores, mejoradores o biotecnólogos que trabajen en esta misma tierra”.


La mejora genética en la UAL, además de desde la investigación, está cubierta desde la formación. A los estudios agronómicos se les ha unido, en los últimos años, el grado en Biotecnología, del que “el año que viene saldrán los primeros 75 egresados, todos ellos de altísimo nivel”, ha destacado el catedrático de esta rama científica.


Esta oferta académica da respuesta a la creciente demanda de profesionales especializados en la biotecnología vegetal en el campo almeriense. “Cada año se ponen en el mercado regional más de cien variedades nuevas, varias de ellas de una calidad excepcional. Las tendencias en este mercado hacen que cada vez se diseñen más variedades ‘ad hoc’ para las distintas zonas productivas; hay casas de semillas que desarrollan variedades distintas para Adra que para Campohermoso”, ha detallado Rafael Lozano.


Digitalización
El catedrático del área de Ingeniería de Sistemas y Automática Francisco Rodríguez centró la segunda ponencia de la jornada en los retos que enfrenta el sector agroalimentario almeriense en cuanto a digitalización. Un tema que giró inevitablemente la vista hacia el proyecto europeo Horizonte2020 ‘Internet of Food and Farm 2020’ en el que la Universidad de Almería lidera la implantación del Internet de la cadena de suministro de frutas y hortalizas cultivadas en invernadero. 


De acuerdo con Francisco Rodríguez, la interconexión de los sistemas tecnológicos es el objetivo al que se debe aspirar en Almería, un reto que consta de tres partes: “tecnología, personas y procesos”. “El cambio es imprescindible y debemos asumir el nuevo paradigma, añadiendo trazabilidad y seguridad a nuestros productos y optimizando los procesos, algo en lo que las nuevas tecnologías serán de gran ayuda”.


Comercialización
¿Cuál es el alcance económico de la agricultura en la economía de Almería?  Sobre esta pregunta centró su intervención el catedrático en Economía Agraria Emilio Galdeano, que estimó en base a los datos disponibles que “la implicación de esta actividad en el PIB almeriense está en torno al 60 por ciento” si se tienen en cuenta todos los servicios auxiliares a la producción y la comercialización -industria, sector financiero, asesoramiento, logística y distribución- o el progresivo aumento de la influencia en otros sectores productivos como el turismo o la hostelería. Emilio Galdeano también incidió en la necesidad de “medir los aspectos ambientales y sociales que hacen del ‘modelo Almería’ un ejemplo de desarrollo sostenible; el valor de nuestro producto está en nuestra forma de cultivar alimentos”.

Newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail

    • RECIBIR